Dormir en exceso: ¿puede esto afectar o mejorar la calidad del sueño?

Entre 7 y 9 horas es el mínimo de tiempo que un cuerpo adulto requiere para recuperar la energía diaria

Dormir en exceso: ¿puede esto afectar o mejorar la calidad del sueño?
Photo by Mert Kahveci / Unsplash

Aarthi Ram, neuróloga especializada en medicina del sueño del Hospital Houston Methodist, reveló a NotiPress que dormir demasiado puede tener efectos secundarios no deseados. "En algunos casos, cuando se duerme de más, con regularidad puede ser un signo de afección en la salud subyacente", informó la especialista.

Según Ram, la cantidad de sueño benéfica puede variar para cada persona, pero en promedio, un adulto necesita entre siete y nueve horas de sueño por noche. "Las horas no fueron elegidas de forma arbitraria, sino que es el balance general y anhelado por la mayoría de las personas", agregó la doctora.

girl
Photo by Alexandra Gorn / Unsplash

Por el contrario, la neuróloga afirmó que dormir más horas de lo habitual puede ser contraproducente al sentir más cansancio y no sentirse repuesto por completo. La explicación de esta situación es que se puede descansar más tiempo, pero eso no significa una mejor calidad de sueño.

La experta señala que cualquier desviación en el patrón de sueño, puede alterar el ritmo cardíaco y el reloj interno del cuerpo. En otras palabras, esta clase de mecanismo mantiene un horario y comprometerlo puede traer consecuencias en procesos biológicos importantes. Por ejemplo, esto tendría consecuencias para el sentido de alerta, el metabolismo o los niveles de energía.

Ante esta situación, la doctora Aarthi Ram compartió con NotiPress algunos consejos para identificar si se duerme mal y mejorar la calidad del sueño. Lo primero es tener cuidado con los medicamentos para dormir como la melatonina; además, se necesitan mínimo 9 horas de sueño para sentirse descansado.

Esto te podría interesar: Tecnología japonesa para producir alimentos sostenibles llega a Sinaloa

Tener demasiado sueño durante el día y depender de siestas o la sustancias para mantenerse despierto también son señales de estar durmiendo mal, lo cual puede empeorar el reloj biológico. Si estos síntomas son identificados, lo mejor para contrarrestarlos es tener un horario de descanso fijo. El ser humano está lleno de hábitos y esa es la clave para un buen descanso.

Aunado a ello, evitar las ganas de dormir hará que el cuerpo se acostumbre a levantarse a una hora específica. Esto gracias a que el descanso necesario no pedirá más horas de sueño al cuerpo para reponerse adecuadamente. No dormir lo suficiente es otro aspecto importante, por tanto, dormir mal o incómodo puede generar cansancio excesivo.

Finalmente, para mejorar la calidad de sueño se debe procurar un tiempo de relajación previo a acostarse, lo cual requiere un entorno fresco y oscuro. Adicionalmente, evitar la cafeína, alcohol y reducir el tiempo de pantalla antes de acostarse puede ser importante si se desea dormir mejor.