Se revela acuerdo entre Google y Facebook, provocando competencia desleal

Se revela acuerdo entre Google y Facebook, provocando competencia desleal

Google y Facebook han estado en la mira desde hace algunos años por prácticas monopólicas, temas de privacidad y ahora por lo que parece ser competencia desleal.

Gracias a la demanda antimonopolio a la que están siendo sometidos Google y Faebook, se ha revelado lo que parece ser un acuerdo entre estas dos empresas, relativas a temas de publicidad, reporta el New York Times.

De rivales digitales, a grandes amigos

De acuerdo a los documentos que se han revelado, en el 2017 Facebook se encontraba probando una nueva forma de vender publicidad en línea, que podría poner en peligro el dominio de Google en ese mercado. Pero en el 2019, la empresa de Mark Zuckerberg dejó de lado sus planes para unirse a Google, que estaba desarrollando un sistema similar.

Este extraño movimiento nunca fue clarificado por Facebook. Pero la evidencia que ha salido a la luz, gracias a la demanda en curso, da entender que Google le ofreció un trato preferencial para asociarse y trabajar juntos.

El problema principal radica en que al menos seis ejecutivos, de los más de 20 socios que formaban parte de esa alianza, declararon que no recibieron el mismo trato de Facebook, dejándolos en franca desventaja.

Google y Facebook se defienden

Facebook

Tanto Google como Facebook ya han salido a defenderse, declarando que este tipo de acuerdos en realidad no son extraordinarios en el mundo de la publicidad digital.

Julie Tarallo McAlister, un vocero de Google, declaró que «la demanda tergiversa este acuerdo, como lo hace con muchos otros aspectos de nuestro negocio de tecnología publicitaria». Además de afirmar que Facebook es un socio como muchos otros, en alianzas similares.

Por su parte, Christopher Sgro, vocero de Facebook, dijo que acuerdos como este ayudan a la competencia: «Cualquier sugerencia de que estos tipos de acuerdos dañan la competencia, no tiene bases», aunque no detallaron en qué consiste específicamente este arreglo.

Lo cierto es que entre Google y Facebook, se embolsaron más de la mitad de toda la publicidad digital que se invirtió en el 2019, con prácticas que benefician a sus propias empresas y productos, por sobre las de otros.

La lucha judicial apenas comienza, pero por lo pronto ya se empiezan a destapar algunas cloacas que no sabíamos que existían.