¿Qué ocurrió con Chernóbil tras la captura militar rusa?

Autoridades de energía nuclear confirmaron que los niveles de radiación en Chernóbil registraron un pico

¿Qué ocurrió con Chernóbil tras la captura militar rusa?
Photo by Viktor Hesse / Unsplash

De acuerdo con el portal oficial del gobierno de Ucrania, autoridades del país confirmaron la pérdida del reactor nuclear de Chernóbil ante la intervención armada de Rusia. El conflicto entre estos países escaló la madrugada del 24 de febrero, cuando tropas rusas lanzaron ataques en territorio de ucraniano bajo la premisa de una operación especial, informó el Kremlin. Ante la toma del reactor, autoridades del Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA) aseguraron que los niveles de radiación en la zona son estables, pese a un aumento en la radioactividad. El manejo técnico de otros centros nucleares tampoco habría sido comprometido durante el ataque.

Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, declaró en su cuenta oficial de Twitter que fuerzas militares rusas intentaron tomar el control del reactor nuclear en Chernóbil. Según el comunicado de IAEA, hubo un aumento de radiación en la zona durante las primeras horas del 24 de febrero de 2022. Este incremento pudo haber sido ocasionado por partículas contaminadas en suspensión por el paso de los soldados.

Photo by Vladyslav Cherkasenko / Unsplash

Ante este hecho, el mandatario ucraniano comentó que se trata de una "declaración de guerra" a la Unión Europea. Por ello, comparó los riesgos de la toma de dicha central con su explosión durante 1986. Asimismo, un comunicado de la Casa Blanca informó que hubo un caso de rehenes en la base de Chernóbil. La administración Biden-Harris manifestó su preocupación por un posible desastre en materia de radiación y armamento nuclear.

El Organismo Internacional de Energía Atómica también señaló que continuará la observación de la actividad nuclear, así como los niveles radiactivos en Ucrania. El objetivo de esto sería verificar las estadísticas de seguridad habitables, tanto fuera, como dentro de las zonas restringidas. Igualmente, aseguró que la radiación registrada al término del paso militar ruso en Chernóbil no representa un peligro para la sociedad.

Esto te podría interesar: Reactor en Reino Unido bate récord y presenta el futuro para la fusión nuclear

Según la Biblioteca Nacional de Medicina NIH, la radiación se divide en dos clases. La primera de ellas es la radiación no ionizante, generalmente en forma de luz infrarroja y visible, ondas de radio o microondas. La segunda es radiación ionizante, bajo la cual se clasifican los rayos X, rayos gamma, radones, y luz ultravioleta; al segundo tipo corresponden los reactores como el de Chernóbil. Esta clase de energía presenta un peligro a la salud, al generar procesos de degradación en el organismo, incluso en exposiciones breves.